Entre tanta pendejada que hoy en día se ve en la televisión, hay algo que me ha llamado la atención hace varios meses y no por lo impactante de su contenido y mucho menos porque me guste, sino por lo que escucho repetir a muchos de mis amigos e incluso familiares luego de ver dichas series (sí, las series colombianas que están en pleno boom televisivo en Latinoamérica “El Cartel, Las Muñecas de la Mafía, El Capo…)

Y ahí viene la frase que tanto retumba en mis oídos

¡Ojalá fuera Narco!


Ah?

La primera vez que la escuche fue una mezcla entre asombro y miedo  no sólo por el hecho de lo impactante de aquella frase sino además con la emoción y severidad con la que lo decía mi compañero (me atrevo a decir que incluso le brillaron los ojos). Pero fuera de temas éticos y todo lo demás a quién no le brillan los ojos y le sale esta frase del alma cuando estas series magnifican a los narcotraficantes (e incluso ahora hasta sus mujeres) glorificándolos como héroes.

¿Creen que les miento?, les resumo:


Hombre= PODER, dinero y mujeres (Sin trabajo de oficina)

Mujer= DINERO, poder y una vida de reina (Sin escenas de lavar platos y todo lo demás)


¿Los magnifican o no?

Claro, yo sé que muchos de ustedes dirán que estas series muy al contrario de mi criterio lo que hacen es pasar la “realidad”, y a lo que les respondo pero ¿Qué realidad?, ¿la de ver a un narco como un ejemplo a seguir?, ¿la parte melancólica en la que el joven colombiano no tiene más opción que meterse a narco?, ¿la de llorar por si les pasa algo?  O peor, ¿la parte en la que los agarra la policía? ¡Realmente patético señores!

No quiero ser muy radical pero me llena de impotencia el ver como los medios ahora se aprovechan de ello vendiendo personajes cocidos de fantasía y de una ajena realidad.

Pregunto yo, acaso no es interesante la vida del policía en Colombia, aquel que en realidad lucha contra el narcotráfico y va en pro de la justicia, o también la del joven que sale adelante con merito propio y estudio pasando sacrificios de ciencia ficción ¿por qué no se magnifica a estos personajes?, ¿por qué no reflejan el dolor de pérdida de las familias que han muerto por esta causa? ¿Acaso esto no vende?

¿O es que ahora Superman porta una camisa de seda con acento colombiano y un poquito de perico para tanto estrés?


No me queda más que reiterar lo que decía el poeta Mexicano Jaime Sabines

¡Me preocupa el Televisor!

Anuncios