Imaginemos a una mujer sola cuyo caucho de su vehículo se ha espichado, es de noche y no tiene una llave de cruz para cambiarlo. Pero lo más importante es que no sabe cómo hacerlo.

Supuesto dos, en otra carretera, está otra mujer en las mismas circunstancias pero acompañada de un hombre, con el detalle que él no sabe hacer el cambio de la yanta y ella sí.

Ejemplificado en estas dos “simples” circunstancias, es fácil descartar o deducir con que hombre NO nos gustaría estar e imaginar qué hombre nos gustaría que apareciera (viceversa para los chicos). Porque lejos de ser un mito trillado de Hollywood, tanto mujeres como hombres necesitamos ser los héroes o las damiselas en apuros, claro, siempre y cuando nos beneficien los acontecimientos.

Y todo ello, a causa de que frecuentemente aparece la necesidad de ser útil, bien sea socialmente hablando, o en el ámbito de la conquista y convivencia de pareja. Según nos refleja Freud, el hombre hace alarde de su hombría cual caballero galante mostrándose como salvador de mujeres con problemas, y la mujer en el caso de “héroe” como ese apoyo incondicional para el hombre. Al fin y al cabo, como mujer que soy no he conocido ninguna que no tenga problemas y hombres que no se dejen llevar por sus circunstancias más desfavorables, así como mujeres que aprovechan sus “debilidades” para depender y aprovecharse de un hombre.

Entonces, cabe plantear las interrogantes ¿Los hombres las prefieren brutas e indefensas? Y ¿Las mujeres los prefieren ególatras y presuntuosos? Cualquier respuesta sería una vil generalización, pero por experiencia propia me atrevería a afirmarlas, sólo que actualmente prefiero quedarme con un tercer supuesto del ejemplo anterior.

Ahora bien, otra chica en la carretera viaja sola se le espicha su yanta y mientras la cambia, aparece un hombre dispuesto ayudarla, sólo que finalizado el trabajo él se corta y ahora ella lo cura con sus conocimientos de primeros auxilios.

Creo que es igual de cliché o  incluso más que los anteriores


Ellos los héroes, nosotras las

damiselas y VICEVERSA

 

Fotografías Tony Kelly

Nohemí Ramírez

Anuncios