Desde cualquier punto de vista, la maternidad es una de las cosas más lindas que  le pudiera suceder a una mujer, el simple hecho de traer vida convierte al acontecimiento en algo sublime.  Pero, ¿Qué pasa cuando la mujer se niega a asumir este papel? Hace poco realicé esta pregunta en mis diversas redes sociales y realmente las opiniones fueron muy contrarias a las que pensé obtener, puedo decir que casi todas las respuestas fueron favorecedoras en cuanto al respeto de la decisión de la mujer en cuanto al tema. 

Ahora bien, como siempre “todo suena muy bien teóricamente”  pero, por algún motivo creo que la sociedad discrimina a este tipo de mujeres, debido al hecho de que para algunas el no poder concebir un hijo biológicamente es una terrible tragedia, y aquí viene una crítica que espero no logre ofender a alguien.

A lo largo de mi corta vida he presenciado muchos casos de mujeres infértiles que si bien tienen un matrimonio feliz y una buena estabilidad económica al parecer les falla el raciocinio, pues luego de gastar millones y más millones en tratamientos médicos, todos, un completo fracaso lamentablemente nunca aceptan la posibilidad de adopción.

Respeto mucho el hecho de querer ser madre biológica, pero si por alguna razón ¡no puedes! ¿Por qué negarte a la adopción?, esa estúpida creencia de que un hijo es más hijo porque posee “tus” genes, demuestra la incapacidad  y lo digo desde un punto de vista muy personal, de estas personas como madres. Pues si en realidad quisieras un hijo albergarías a uno que sí lo necesitase. Y acá inserto respuestas tan estúpidas como de quien las dice “Pero es que no es lo mismo que sea de uno a que sea de una persona que ni siquiera sabemos de dónde viene”  a ellos les respondo, que quizá ellos fueron cambiados en el hospital y sus madres nunca lo supieron, aún así los quisieron como sus hijos.

Señores, un hijo es hijo desde el

momento en el que le brindamos

un hogar y las herramientas para

crecer y desarrollarse como

persona en el ámbito social, no sólo

procrearlos nos hace padres y a

ellos hijos.

Aún así respeto la opinión que pueda tener cualquiera. Sin embargo y es lo más importante que quiero aclarar en este post, es la responsabilidad de ser padres. Dejemos a un lado el azar en este tema  y visualicemos la deformación familiar que existe actualmente. Mujeres que tienen hijos por tener, padres irresponsables, madres abusivas, violencia familiar, y ninguna planificación familiar a futuro.

Particularmente en lo que pueda llamarse mi proyecto de vida me opongo a tener hijos biológicos y me abro a la posibilidad de adoptar niños que necesiten de un hogar.

Por qué se que lejos de darles un

hogar ellos me adoptaran a mí

Nohemí Ramírez

Anuncios