No, no se trata de Chávez

No es la evangelización de un hombre (Aunque así parezca)

No es el hombre, no es el militar, no es el presidente, no es un partido político, no es ni siquiera Venezuela.

Hay que hondar en las condiciones en las que han estado nuestros pueblos para entender que no se trata de una persona, ni de un país, ni del comunismo, ni del socialismo, se trata de ¡Dignidad! La dignidad de los pueblos que querían y quieren el bienestar para sus niños, sus mujeres, su gente.

Para nadie es un secreto que Latinoamérica ha sido y sigue siendo la región más rica en recursos naturales (renovables y no renovables), así como también es una de las regiones más desiguales y más vapuleadas por intereses externos, condenándola a la eterna miseria, sin embargo, es esa misma miseria la que ha logrado destellos de lucidez colectiva haciendo que su gente se levante y luche por su dignidad. Pero esa dignidad tan jodidamente necesaria es muy difícil de asimilar por los de arriba, entonces la logran tildar con un nombre, Allendista, Castrista, Peronista, Chavista… intentando identificarla para aniquilarla, y en este proceso donde la satanizan, la burlan, la destruyen y finalmente la desaparecen, haciendo que el pueblo nuevamente se sienta ajeno de sí mismo, de sus necesidades, de sus derechos, sintiéndose avergonzado de lo que es, de lo que siente y convulsiona porque se siente incapaz permitiendo entonces y con todo gusto que alguien de afuera nos diga cómo hacer para ser como ellos, cómo hacer para estar tan bien, para

Hoy Venezuela es un ejemplo, han arrodillado a su pueblo, ya no como en tiempos anteriores con fuerza y represión, esta vez de la manera más astuta y más sigilosa, a través de la humillación de su tambaleante economía, de su identidad y su cultura, a través de innumerables campañas de odio han logrado que los venezolanos se odien a sí mismos por ser lo que son,  así que tenga en cuenta usted que me lee que cuando usted odia o ama a Chávez, no odia o ama a un hombre, ni a un presidente, odia o ama a un pueblo que intento salir de la miseria y que hoy es castigado por intentarlo.

 

Anuncios