“¿Para qué sirve la política”

“No me gusta la política”

“Todos los políticos son corruptos”

“Gane quien gane, no habrá diferencia”

“¿Para qué voy a votar sino me siento identificado?

tumblr_ml7eo6oJuD1s2196co1_500

Como estas, muchas son las afirmaciones de distintos ciudadanos frente a la política actual, el desinterés a la política nos ha despolitizado, nos ha llevado a creer que cualquier cosa menos un gobierno cambiará los problemas que hoy enfrentamos, sin embargo y desde un punto muy personal considero que no hay nada más peligroso que la despolitización de los pueblos, los hace vulnerables y ciegos.

Con esto no pretendo promover la creencia en el sistema político de ningún país, al contrario arrojo una critica de cómo los ciudadanos estamos permitiendo que esto pase, que no nos apropiemos de la política, que no la transformemos, que no la digitalicemos, seguimos intentando que funcione un sistema diseñado para un mundo totalmente analógico y no representativo para la nueva ciudadanía tecnológica.

Nunca tuvimos tantas opciones para participar abiertamente y nunca fuimos tan indiferentes.

Es esa misma apatía ciudadana que ha venido creciendo cada día más que ha hecho que sigamos con una política obsoleta y para nada representativa en muchos países, eligiendo a candidatos que para nada simbolizan a la “mayoría”.

Por ello, no me sorprendería que hoy pudiese ganar la candidata Le Pen en Francia, los jóvenes están despolitizados por no sentirse identificados con ningún candidato y los conservadores están llenos de odio frente a la creencia de que los inmigrantes han traído todos los problemas haciendo renacer la figura del “nacionalismo” y trayendo consigo una posible fractura irreparable de la integración europea. Es curioso ¿no?  que los partidarios que promueven el racismo y la xenofobia aún en el siglo XXI tengan votos.

Les dejo la comparación con la participación electoral de las dos últimas elecciones presidenciales en Francia:

2007: 75,11%

2012: 71,96%

2017: 65,30%

¿Debemos seguir permitiendo que nos despoliticen? ¿A quién le interesa la baja participación en las elecciones? ¿Cómo podemos cambiar la política? ¿Cómo podemos volver a sentirnos identificados? (Si es que algún día sentimos que así fue)

Dudar nos hace mejores y abrir el debate es necesario.